La esposa es un gasto grande, grande, grande. Y no hablo de que el gasto sea