Primeramente, tenemos que agradecer que existe el metro, y que existe Uber para transportarnos hoy en