¡¡¡Hola, buenas!!! Sabrín que lo de mi hijo mayor es lo visual. En verdad no sé si llevarlo a la óptica o simplemente darme por bien servida. A ver díganme que hacer. Esto fue lo que paso.

Veníamos del interior. El Mr. manejando yo de copilota, la nana sentada apretadita atrás entre cada car seat. Íbamos en el carro cantando y aplaudiendo para entretener al pelaito y de esta manera sacarle de la cabeza que no abra las puertas y se tire, o cambie la palanca de cambio de DRIVE a REVERSE, o abra el Sunroof y se salga, etc… Entonces ya casi llegando a casa de un paseo al interior, o sea que como comprenderán ya la creatividad estaba baja, la televisioncita que les tenemos atrás ya había sido vandalizada (pateada, el dvd sacado y aventado al maletero y galletas María estaban despedazadas dentro de donde uno pone el DVD). La Spotify humana (o sea yo) ya había usado todos los playlists a tal punto que el pelao ya lo habíamos sacado de la sillita y venia adelante conmigo. Yo sé que no se debe pero era domingo y ya estábamos llegando. Además era en chantaje: “Si te portas bien, no hablas ni te mueves más, te paso para adelante con mama.”

Eso fue lo que prometió así que venía adelante un poco más tranquilo. Y en eso el man señala con su manito un billborad y grita “MAMÁ, MAMÁ, MAMÁ”. Me volteo a ver quién era… Y ¡Saz! era una campaña con Dementiev. Yo disque “¡Ah wao!” mi amor esa no es mama esa es una Miss Panamá, Triatleta, 10 años menor que yo. Pero la verdad es que tenemos un airecito pues (no me parezco ni en la uña usando la misma manicurista, pero bueno). De repente seguimos en la canción del sapo, la lechuza, el rio… y grita con el dedito PAPÁ, PAPÁ, PAPÁ… cuando vemos adivinen… ¡El mismito Coronel Sanders de KFC! ¡Esto paso en serio! Yo me ataqué de risa porque en verdad yo le he dicho al Mr. mil veces que vaya al gym, que como así casa de herrero cuchillo de palo. Pero jamáaaassss le había tocado el tema del cosmetólogo. El Mr. se ofendió, paro el carro y le llamo la atención al pelaito. Y la nana muy contenta decía “¿Ese es tu papa? ¡¡Tu papa tiene plata!!” Y yo por acá cargando al chiquito que se despertó del frenazo, le digo “Luis Felipe respeta a tu papa, ¡Él se parece es a TOM FORD, no al Coronel Sanders!”.

Ahí estábamos cada quien peleando sus intereses. No sé si necesita lentes o visita a la óptica pero de que asocia bien, asocia. SI al Mr. le encanta el pollo. ¿No?

(Visited 378 times, 1 visits today)